CERRADO DEL 12 AL 23 DE AGOSTO

964 26 00 63 Lunes a viernes: 8h a 14h contacta@llardigital.com

Las referencias y las citas bibliográficas son elementos presentes, de manera prácticamente obligatoria, en cualquier texto académico. Estas formas de mencionar las opiniones o conocimientos de otros son indispensables para que cada cosa afirmada en un campo de conocimiento esté atribuida a quien originalmente lo plasmó de esa manera. Y para eso existen fórmulas preestablecidas como el estilo Vancouver, una de las opciones de citas y bibliografía más habituales en el caso de las tesis doctorales.

Un estilo como este ofrece unas pautas para citar en el texto, pero también para generar una bibliografía de documentos de distintos formatos, desde libros hasta artículos académicos, pasando incluso por vídeos o blogs de internet.

Qué es el estilo Vancouver

Las normas Vancouver surgen, originalmente, para la literatura académica que se genera en el ámbito sanitario. Aunque hoy en día todavía mantiene esta vinculación, otras ciencias del conocimiento también lo han adoptado por su sencillez y claridad a la hora de ofrecer un listado de citas y referencias en cualquier texto.

La bibliografía en estilo Vancouver surge en los últimos años de la década de los setenta. En 1978 se celebró una reunión médica en Vancouver de la que salió un comité encargado de establecer unas reglas para la publicación de manuscritos sanitarios.

Obviamente, dentro de las reglas se incluían temas como el formato, la distribución del texto y los títulos y, cómo no, las citas dentro del cuerpo de la redacción y las referencias bibliográficas.

Reglas básicas para citar en estilo Vancouver

Quienes quieran saber cómo citar en Vancouver deben saber que las normas, reglas y recomendaciones han cambiado con el tiempo. La primera serie de pautas, publicada en los 70, ha sufrido distintas actualizaciones, la última en 2018.

Sin embargo, no es difícil establecer una serie de reglas básicas para citar dentro del texto en estilo Vancouver:

Numeración

Las referencias que se colocan en la bibliografía aparecerán numeradas por el orden de aparición en el cuerpo de la investigación y no por orden alfabético, como ocurre en otras fórmulas de elaboración de referencias académicas.

Prioridad a los apellidos

Tanto en las citas dentro del texto como en las referencias bibliográficas en el estilo Vancouver se da prioridad al apellido, que aparecerá siempre antes que el nombre, generalmente indicado con iniciales.

Uso de redondas

La letra cursiva o itálica está recomendada en la fórmula Vancouver. En este caso, se opta por trabajar siempre con letras redondas o normales, lo que resulta muy útil en el caso de las tesis doctorales, puesto que resulta mucho más cómodo y ágil.

Fecha de consulta en red

Actualmente, muchos documentos se consultan en internet. En estos casos, quienes utilizan Vancouver deben tener en cuenta que se tendrá que poner la fecha en que se ha revisado esta referencia y el enlace en el que está accesible en ese momento.

Quienes se pregunten para qué sirven las normas Vancouver podrán experimentar en primera persona lo ordenado y fácil que resulta referenciar con este sistema. Es un modo unificado de rendir homenaje a investigadores anteriores, dar crédito a trabajos similares y, sobre todo, discutir y corregir el trabajo de otros para hacer avanzar la ciencia.

Los usuarios que optan por imprimir con nosotros sus tesis doctorales suelen utilizar la prueba de impresión del trabajo que enviamos para confirmar que, efectivamente, todas las citas y referencias cumplen con la norma y ayudan a la clara comprensión y atribución del texto.

Call Now Button