La empresa cerrará los días 4 y 8 de marzo. Los días 5, 6 y 7 tardes cerrado

964 26 00 63 Lunes a viernes: 8h a 14h / 16h a 18h contacta@llardigital.com

La mayoría de las tesis doctorales incluyen un proyecto de investigación. Incluso si tu tesis, TFG o TFM no necesitaran desarrollar uno, te conviene saber cómo elaborar un proyecto de investigación con éxito, porque estar familiarizado con su manera de desarrollarse y de exponer los resultados es algo que vas a aprovechar siempre, para preparar tu tesis y, en muchos casos, en tu vida laboral.

Qué es un proyecto de investigación

Un proyecto de investigación es un plan que se desarrolla antes de llevar a cabo una investigación para, de manera ordenada, poder estimar la importancia del problema que se intenta resolver con ella, la situación actual y los recursos que serían necesarios para llevar a cabo la propia investigación.

Los proyectos de investigación te ayudan a saber si el tema de tu tesis es relevante para la comunidad o no y cómo formular mejor las hipótesis de tu investigación.

Basándose siempre en el método científico, el proyecto de investigación también es imprescindible para muchos trabajos académicos de Humanidades.

Partes de un proyecto de investigación

El proyecto de investigación se basa, como hemos dicho, en el método científico para estimar la relevancia de un problema y ver si merece la pena o si es viable llevar a cabo la investigación para intentar dar con una solución.

Esto, que parece tan sencillo a priori, se puede llegar a complicar hasta el punto de que el propio proyecto necesite de un anteproyecto. Sin embargo, para la mayoría de los casos, las partes de un proyecto de investigación son las siguientes:

Introducción

Es un resumen conciso de lo que vendrá, donde detallas a qué problema intentas dar solución. Puedes mencionar de pasada la situación académica actual en la materia a la que pertenece tu objeto de estudio o cómo se ha venido abordando ese problema en el que te vas a centrar hasta ahora. Recuerda que una tesis doctoral también puede servir para proponer métodos o procesos alternativos, siempre que demuestren uno o más beneficios importantes con respecto a la forma de proceder hasta el momento.

Estado de la cuestión

Ahora te vas a centrar en la materia a la que pertenece tu objeto de estudio y en cómo se ha ido acordando el problema que te preocupa. Seguramente ya hay una o más soluciones en curso, pero tú vas a fijarte en qué aspectos no se han resuelto todavía o en qué etapas hace falta tener más conocimiento, teórico o práctico.

En este apartado debes incluir los conceptos fundamentales y un resumen de los últimos avances en la investigación del problema que te ocupa.

Metodología

Resume los objetivos de tu tesis, si es que al final concluyes que merece la pena hacerla, con objetivos resumidos en una o dos frases. Piensa en verbos como conocer, analizar o verificar y recuerda que los objetivos deben ser siempre imparciales.

Relevancia

¿Por qué es importante tu investigación y qué aporta a la sociedad o a la Ciencia?

Estas cuestiones, elementales, a veces se pasan por alto en las tesis doctorales o no se explican de manera certera. Por ejemplo, si propones un método alternativo para la obtención de un mineral porque es más sostenible, debes dejar claro en qué se beneficia la población o la biodiversidad de la inversión que supondría cambiar un proceso por otro.

Cronograma

Parte prescindible, si entendemos como tal que no tiene por qué aparecer en tu proyecto de investigación, aunque sí vas a necesitar tener al menos una versión flexible inicial para tu uso personal.

Referencias

En la bibliografía, debes incluir no solo fuentes básicas, refutadas y bien conocidas, sino también papers o publicaciones recientes en revistas especializadas. Al fin y al cabo, estás estudiando cómo es la situación actual de tu tema de estudio, no estás haciendo un trabajo de documentación.

Cómo desarrollar un proyecto de investigación paso a paso

  1. Dado que realizar un proyecto de investigación requiere tiempo, te interesa descartar cuanto antes aquellos temas que no son viables por falta de documentación o de recursos en tu propia universidad. Si te interesa mucho un tema para tu tesis, pero tu universidad no dispone de las instalaciones necesarias, puedes intentar matricularte en otro centro de estudios universitarios, en tu país o en el extranjero.
  2. Fíjate bien en la identificación del problema y en el planteamiento de tus hipótesis (recuerda que suele haber una o dos principales y varias secundarias).
  3. Evalúa qué recursos de tiempo, dinero e instalaciones necesitas para llevar a cabo todos los experimentos o mediciones que te gustaría realizar, no solo los indispensables.
  4. Acompaña tus posibles rutas de viaje para tu tesis de sus correspondientes cronogramas, para decidir al final con cuál de todas ellas te quedas para presentar.

A veces, el proyecto de investigación no forma parte de tu tesis, sino de tu solicitud a la plaza de doctorando en una universidad. Sin embargo, la esencia es siempre la misma: ¿por qué merece la pena invertir en estudiar esto?

Todo proyecto de investigación se basa en el método científico, aunque es aplicable tanto a las ciencias puras como a las sociales. No siempre se necesita realizar el proyecto antes de elegir el tema de una tesis doctoral, ni tampoco incluir en la misma. Todo depende del problema a abordar y de si ya hay o no soluciones, aunque sean mejorables.

El proyecto de investigación puede ser un requisito de tu solicitud para matricularte como alumno y cursar un doctorado en una universidad concreta.

Call Now Button