La empresa cerrará los días 4 y 8 de marzo. Los días 5, 6 y 7 tardes cerrado

964 26 00 63 Lunes a viernes: 8h a 14h / 16h a 18h contacta@llardigital.com

Ya todas las universidades españolas se apoyan en programas antiplagio, y muchas ponen alguna de estas aplicaciones al alcance de los alumnos. Si te estás preguntando “para qué quiero yo software antiplagio si soy el autor de lo que escribo y no me estoy aprovechando del trabajo de nadie”, te aseguramos que te interesa lo que vamos a contarte. Y, si ya eres consciente del peligro que se esconde tras una referencia mal hecha, también te va a interesar conocer qué herramientas gratuitas y de pago son las más competentes en el mundo académico.

Qué es un plagio de contenidos

El plagio, etimológicamente hablando, es un secuestro de conocimiento. La RAE lo define como la atribución de contenido ajeno sin las debidas referencias en una parte sustancial de una obra. Si empleas la paráfrasis como alternativa a la cita y no lo haces correctamente, también estarás cometiendo un plagio, tal y como se entiende en el mundo académico, y deberás asumir las consecuencias si te detectan.

La legislación de algunos países limita el delito de plagio a la existencia de un fin lucrativo, aunque insistimos en la unanimidad sobre el concepto de plagio en las universidades. Por este motivo, muchos estudiantes utilizan la famosa aplicación antiplagio Turnitin y/o alguna otra, para mayor tranquilidad antes de entregar una tesis: verifica por ti, de manera casi automática, que no haya errores conscientes o inconscientes con tu texto o con tus referencias.

Si debes utilizar citas o mencionar nombres de leyes, es posible que algún programa antiplagio envíe un aviso por error, pero ahí es donde entras tú en escena para discernir.

Programas antiplagio que puedes usar

Este tipo de programas no son infalibles al 100 %, por eso existen versiones de pago y hay quienes combinan más de un programa antiplagio gratuito, en su defecto.

Las universidades españolas ofrecen a todo su personal docente el uso del detector de plagios Turnitin, considerado por muchos el más competente entre sus competidores. Como estudiante, es posible que tu universidad te permita utilizar una licencia temporal. De no ser así, no te preocupes, puesto que hay mucho donde elegir.

Estos son nuestros detectores de plagio recomendados:

Turnitin

Turnitin busca semejanzas o posibles plagios entre las fuentes indexadas en internet y también dentro de una amplia base de datos con documentos académicos digitalizados. Dicho de otro modo, es capaz de comprobar incluso libros enteros de una pasada, al menos su versión de pago.

Es el programa más utilizado en las universidades de habla hispana por su fiabilidad, aunque esto supone un problema: aquellos estudiantes que sepan cómo pasar los estrictos controles de Turnitin, tal vez no precisen superar más pruebas. Sin embargo, puedes engañar a un profesor, pero ¿crees que a todo un tribunal también? ¿Qué esperas que suceda cuando intentes publicar en revistas especializadas?

No nos parece que merezca la pena correr ese riesgo, incluso si hablamos de errores inconscientes en la norma APA, por lo que te dejamos otras opciones interesantes. Antes de proseguir, recalcamos el hecho de que muchas herramientas antiplagio online solo comprueban el contenido indexado, y eso no es suficiente para poder entregar un trabajo académico sin temor a posibles sustos.

Plagiarism Checker X

Es la alternativa a Turnitin, de nuevo si hablamos de la versión de pago. Cuando rastrea en la web, puede hacerlo con varios formatos, no solo con texto (recuerda que ya existen lectores ópticos para imágenes).

Viper

Interesante opción por su efectividad y porque permite comprobar hasta 30 000 palabras a la semana con su versión gratuita. Es evidente que no basta para un profesor, ni para un estudiante que haya dejado las comprobaciones para el último momento, pero sí para los estudiantes que se planifican a más largo plazo y adquieren la costumbre de repasar sus avances semanales también con esta herramienta.

Edibirdie

Por fin, un programa antiplagio gratis de principio a fin, con el único inconveniente de que solo tiene página web. Es decir, esta herramienta no se encuentra disponible como app.

Edibirdie es un comprobador de ensayos, currículums y contenido textual de páginas web.

Proporciona informes, aunque no tan detallados, ni cuenta motores de búsqueda tan potentes o con tantas fuentes como otras soluciones de pago. Puedes subir los documentos o fragmentos que desees comprobar en los formatos PDF, DOC, DOCX, TXT, RTF y ODT.

Los programas antiplagio constituyen ya una herramienta indispensable para los profesores de universidad, y son grandes aliados de los alumnos. Ambos, docentes y estudiantes, pueden enfrentarse a severas consecuencias por errores inconscientes en sus trabajos, como puede ser una cita mal referenciada.

Lejos de ser un aliado para tramposos, las herramientas antiplagio destinadas a comprobar material académico universitario y tesis o publicaciones en revistas son un aliado para no necesitar repasar tantas veces que la parte más tediosa, para muchos, de la redacción académica. Hay programas gratuitos y de pago, y Turnitin es el mejor considerado por las universidades que publican trabajos en español.

Call Now Button