964 26 00 63 Lunes a viernes: 8h a 14h / 16h a 18h contacta@llardigital.com

Existen trucos y herramientas que te ayudan a necesitar menos correcciones en tu tesis doctoral. Uno de ellos, muy útil, es la checklist. No te dejes asustar por este anglicismo, es algo de toda la vida que ahora se ha mejorado con la ayuda de algunos programas informáticos. Puedes seguir usando tu checklist con una plantilla y una hoja de papel.

¿Qué es una checklist?

Podemos llamar a la checklist como lista de tareas a verificar. Es algo parecido a la lista de la compra vintage, donde uno llevaba apuntado lo que necesita e iba marcando las cosas que añadía al carrito.

En el caso de una tesis doctoral, la plantilla de tu checklist recoge una serie de cosas que te conviene comprobar porque es fácil despistarse con ellas. En muchas ocasiones, la checklist se emplea para minimizar errores en tareas repetitivas, pero también es útil como paso final antes de entregar un trabajo de universidad o enviar un documento a una revista especializada.

Tipos de checklist

Existen varios tipos de checklist, aunque todos se basan en el mismo concepto de lista de repaso o lista de confirmación de tareas:

  • Hoja para registros de datos.
  • Hoja de Localización.
  • Lista de Verificación.

Checklist para registro de datos en una tesis doctoral

Muy útil para todo lo relacionado con las referencias de tu tesis. Te ayuda a establecer un sistema de trabajo metódico con el que te aseguras de recopilar toda la información que necesitas o podrías necesitar en un futuro de cada fuente consultada.

Hoja de localización

Si tu tesis trata sobre el estudio de diferentes materiales o el diseño de piezas, te conviene conocer qué es una lista de localización. Se trata de un documento o una plantilla en los que recoges qué piezas han resultado defectuosas y dónde se ubican los fallos, con el fin de establecer dónde está el problema.

Este tipo concreto de checklist es más frecuente en el trabajo de ciertas profesiones que en las tesis doctorales, pero no se puede descartar por completo su conveniencia para ingenierías.

Checklist de verificación

Es la checklist original, el equivalente a aquella lista de la compra escrita en papel. En tu caso, vas a recoger en una plantilla todo lo que debes comprobar antes de enviar el documento de una tesis a revisar y, por supuesto, antes de la entrega final. También deberías añadirle puntos menos habituales que, no obstante, a ti se te resistan, como puede ser repasar la escritura de un autor cuyo apellido tiendas a escribir mal o verificar que usas la tipografía adecuada según las indicaciones de tu universidad.

A continuación, te dejamos una breve plantilla con puntos que debería incluir tu checklist de verificación:

  • Tu tema de estudio puede aportar algo interesante al saber colectivo y existe una lista de referencias que permita alcanzar el nivel de complejidad necesario en una tesis doctoral.
  • Tu título tiene un máximo de 15 palabras o bien se divide en un título y un subtítulo.
  • Toda tu obra cita cada referencia conforme a la ley y en el formato exigido por tu universidad (casi siempre la norma APA).
  • Se añaden gráficos y tablas para complementar la información, no como un simple sustituto del texto.
  • Tu obra incluye la información mínima necesaria junto con la que te pueda ser exigida de manera adicional por tu centro de estudios: autor, año, título de la publicación, ciudad o país, editorial (cuando es un libro), nombre de la revista (cuando es un artículo científico), link de donde fue extraído (cuando es una fuente online).

¿Por qué es importante usar las checklist al revisar tu tesis?

En teoría, tu tutor no va a permitirte presentar tu tesis con errores, pero recuerda que es tu tutor, no un progenitor, y que tú eres adulto. En la práctica, a los profesores universitarios españoles no se les recompensa económicamente el trabajo que supone la revisión de las tesis de los doctorandos, con lo que el cuidado que pone cada docente depende de tu tiempo y de si tiene más o menos vocación por la docencia.

Incluso si te supervisa un tutor paciente y comprometido, no creemos que te guste recibir tu trabajo de vuelta con un montón de correcciones a realizar, cosa que de todas formas te va a pasar. Eliminar todos esos despistes que se recogen en la checklist va a mejorar tu estado anímico cuando recibas la lista de modificaciones necesarias y puede hacer que la comunicación con tu tutor sea más fluida. Al fin y al cabo, no te mostrarás como un alumno descuidado o con poco interés.

 

Hay cosas que funcionan siempre, como es el caso de la checklist o lista de tareas a ejecutar o a verificar de toda la vida. Ahora puedes elegir crear tu propia lista en papel o en un documento digital, tenerlo de manera más visual con un programa que permite hacer diseños incluso si no eres profesional o subirlo a la nube como la plantilla de un archivo de Word o Excel, para consultarlo siempre que necesites.

Hablando de plantillas, aunque existen y las hay muy buenas, te recomendamos que repases la propia checklist predefinida para añadir puntos adicionales en los tú tiendas a cometer errores. Ahorrarás tiempo y frustraciones.

ENVÍO GRATIS

Realizamos envíos por toda la península

PRESUPUESTO A MEDIDA

Si no encuentras lo que quieres contáctanos

MUESTRA SIN COMPROMISO

Si no estás conforme no estás obligado a continuar con el proceso

PAGO SEGURO

El pago se realizará por transferencia bancaria

Call Now Button