La empresa cerrará los días 4 y 8 de marzo. Los días 5, 6 y 7 tardes cerrado

964 26 00 63 Lunes a viernes: 8h a 14h / 16h a 18h contacta@llardigital.com

Para hacer una tesis doctoral, necesitas manejar bases de datos de investigación. Son sitios repletos de información confiable, pero tan amplios, que la recopilación de datos relevantes requiere mucha organización y tiempo. Por ese motivo, además de consultar estos sitios, te conviene tener tu propia base de datos personal.

Hoy vamos a ver cómo crear una base de datos para recopilar esos papers a tener en cuenta en una investigación (después los someterás a los criterios de inclusión y exclusión). No te asustes, no necesitas saber desarrollar software, puedes hacer tu base de datos con Access o con otros programas de ofimática.

Comienza eligiendo las herramientas o programas

Si no eres ingeniero informático, te recomendamos usar Access, de Microsoft Office o las alternativas de LibreOffice u OpenOffice. No son los mejores sistemas para usos de tipo documental si necesitas gestionar mucho texto, pero es muy probable que te sirvan para casi cualquier propósito, porque cada vez son más versátiles y accesibles.

Otros programas de gestión de bases de datos, como FileMaker, ofrecen mayores facilidades para gestionar tanto datos numéricos como textuales, aunque requieren de cierta pericia o de algún tipo de tutorial para su manejo óptimo.

El diseño para crear tu base de datos

Imagina el software y la interfaz de tu base de datos como una caja opaca y mágica. No importa si lo has creado tú o no. En esa caja introduces unas entradas, que pueden ser documentos a incluir o preguntas del usuario (el término a buscar o el nombre del autor), y lo conviertes en respuestas. Cada respuesta será un conjunto de documentos relevantes, porque cumplen con lo solicitado.

Es decir, una base de datos, una vez creada, funciona de manera similar a un buscador, pero solo arroja resultados que pueden ser importantes. Para ello, puedes solicitar en las entradas que compare preguntas, seleccione otros documentos que respondan a cuestiones parecidas y que lo ordene por relevancia (fechas en orden creciente, número de citas en otros papers, nivel de coincidencia con los conceptos de la entrada, etcétera).

Información a incluir

  • Documentos con sus metadatos, para poder realizar las búsquedas con rapidez.
  • Autor o autores.
  • Fecha de publicación.
  • Revista especializada, si lo consideras relevante.
  • Número de veces que ha sido citado, si dispones del dato y crees que es importante para aplicar los criterios de inclusión y de exclusión.
  • Imágenes y gráficos, para búsquedas visuales, si necesitas crear una base de datos más profesional.

Cardinalidad

La cardinalidad de una base de datos determina si va a establecer relaciones 1:1, 1:n o n:m, siendo n y m números enteros. Si creas tú el programa de gestión, vas a necesitar 1, 2 o 3 tablas, respectivamente.

Consistencia

Cuando no eres la única persona que va a hacer una base de datos concreta para un proyecto de investigación, hace falta establecer unas reglas para el llenado o la inclusión de datos, de modo que se preserve la integridad de la base que estáis construyendo.

Cuando hablamos de la consistencia de una base de datos, nos referimos a todo este conjunto de normas a seguir por quienes colaboran en el proceso de crear la base de datos o ampliarla.

Como verás, construir una base de datos personal para tu tesis es algo muy útil, aunque también lleva su tiempo. En ocasiones, colaboran varias personas para hacer una base de datos común. Si no sabes cómo crear una base de datos desde cero, te recomendamos utilizar los programas incluidos en los principales paquetes de ofimática, como Access, si hablamos de Microsoft. Cada vez son más versátiles y adaptables, de modo que satisfacen las necesidades de buena parte de los doctorandos que están preparando su tesis.

Call Now Button